Importancia del Collar y la Identificación

Por desgracia, con mucha frecuencia recibo correos y noticias de mascotas perdidas. La mayoría de las veces se trata de perros o gatos muy caseros que casi nunca salían a la calle. Por lo mismo, sus amos nunca les pusieron collar ni menos una identificación.

¿Para qué, si nunca salía a la calle?

Bastó que saliera una vez, sólo una vez para que se perdiera. Como no salía, esa vez salió, persiguiendo a otro perro o gato, detrás de una hembra en celo, a dar su vuelta por ahí, arrancando de los fuegos artificiales, etc. Pueden ser muchos los motivos.

Si hubiera tenido un buen collar con una buena identificación (por ejemplo, un collar de cuero con una plaquita metálica grabada con su nombre y teléfono o un implante de un chip) es muy probable que alguien hubiera llamado y, a lo mejor, esa mascota ya estaría de vuelta en su hogar.

Si realmente amamos a nuestras mascotas, evitémosles el sufrimiento que significa para ellos (y para nosotros también) el perderse pues, la mayoría no sabe recorrer las calles, no saben volver a su hogar. Muchas veces son golpeados, sufren hambre y sed, son atropellados, otros animales los atacan, se enferman con facilidad y sufren mucho, especialmente porque extrañan su hogar y a sus amos.

El uso de un collar y una identificación, además de ser una muy buena costumbre en otros países, le da una oportunidad a cualquier mascota que se pierde, oportunidad que no tiene cuando no lleva nada y nadie lo puede identificar. Esta solución es de muy bajo costo y la plaquita la graban en la mayoría de las clínicas veterinarias.

Valorar: 
0
Sin votos