Se ratificó multa por acto de discriminación en Reñaca en 2015

El sábado pasado (26-09-2015) un residente del edificio Atlantis de Reñaca, enfrente de sus hijas pequeñas mostró toda su "humanidad" y educación universitaria en el ascensor del edificio agrediendo a una perrita lazarillo y a la asesora del hogar que la llevaba, justificando sus actos, por correo electrónico, porque una de sus hijas le tenía miedo a los perros (ahora también le debe temer a su papá, de seguro).

A la empleada que llevaba la perrita la empujó intentado que saliera del ascensor y le gritaba que no tenía derecho a usar el ascensor y que debía subir los 20 pisos por la escalera. Afortunadamente ella se quedó en el ascensor y al llegar al departamento le contó lo sucedido a su patrón y fueron a revisar las cámaras de seguridad.

En una actitud muy "hombrecita" del oftalmólogo causante del hecho, ese mismo fin de semana salió fuera del país...

A la vuelta lo espera la justicia con denuncias por maltrato animal, del Sename por protección de sus hijas y de la víctima por Ley Zamudio.

Es de esperar que el "profesional" tenga sus pantalones bien puestos y dé la cara con la misma sangre fría con que se comportó dentro del ascensor.

El jueves 1 de octubre pasado, el doctor Schicapasse, al volver a Viña del Mar, declaró:

Me comporté como un cobarde pero volví a dar la cara

El profesional destacó que lo primero que hizo al llegar al país fue llamar a la señora Valdebenito, quien no quiso aceptar sus disculpas, "sin embargo, pude disculparme con la familia de la perrita y estuve hablando con el señor Asalgado".

Tal como salió en la prensa, en todas las redes sociales, yo me comporté como un cobarde, como un déspota, y un poco hombre, pero volví para dar la cara y para pedir perdón. Fue un error lamentable, estoy muy arrepentido de lo que pasó. Quiero pedir disculpas por eso.

Después de más de un año de tramitación, el viernes 3 de febrero de 2017, la Corte de Apelaciones de Viña del Mar ratificó la multa impuesta al médico por un valor de 30 UTM por considerar el acto como "discriminatorio".  No hubo sanción alguna por maltrato animal.

Media: